LA FESTIVIDAD DE SAN PELAYO EN VELILLA DE LA REINA

La celebración de la festividad de San Pelayo (Patrón de la Parroquia) en Velilla de la Reina, el 26 de junio, quiza haya decaido un poco en las últimas décadas debido a la despoblación de la localidad y a la ausencia de muchos de los vecinos por motivos laborales; pero durante muchos siglos San Pelayo fue el Santo más honrado en la localidad, incluso más que San Roque.

¿A qué se debe la advocación de Velilla a este Santo Mártir y cuál ha sido su relación con el Pueblo? ¿Por qué ahora el Patrón de la localidad es San Roque? 

Parece ser que el pueblo de Velilla de la Reina es una de esas numerosas villas Leonesas creadas durante las repoblaciones impulsadas por los Reyes Leoneses durante los siglos XI y XII. La advocación a San Pelayo Mártir posiblemente provenga de la propia fundación de la localidad, ya que en aquellos tiempos existió una corriente fuerte de devoción a este Mártir natural de Tuy (Pontevedra); incluso la actual colegiata de San Isidoro en León fue construida por aquellos tiempos e inicialmente dedicada a San Pelayo, hasta que posteriormente recibió las reliquias de San Isidoro, traídas de Sevilla.


De entre las representaciones de San Pelayo que se conservan en Velilla, la más antigua es una pequeña talla popular gótica que siempre ha presidido el pórtico de la iglesia, y que bien puede datar del siglo XIII o XIV. 

La imagen que se procesiona (fotografía primera) es una talla del siglo XVII, que actualmente y por razones de espacio, en la iglesia nueva está situada a la izquieda del retablo mayor, pero que, sin embargo, en la iglesia vieja estaba situada sobre el sagrario, presididendo el retablo mayor (como se puede ver la siguente fotografía, que es todo un documento histórico), lo que nos da una idea de la importacia de este Santo para la parroquia y para la localidad.

Esta fotografía y la siguiente son del retablo mayor: en la iglesia vieja y en la nueva respectivamente.

 

Cuando se construyó la iglesia nueva, en los años 80, no se había previsto el traslado del retablo mayor a ella y no se dotó al nuevo edificio de altura suficiente para albergarlo; por lo que cuando se decidió traladar el retablo a ella hubo que situarlo mas bajo con lo que la hornacina central no tenía suficiente altura para albergar el sagrario y la imagen de San Pelayo superpuestos, como en el vieja iglesia, por lo que se optó por situar las imagenes de San Pelayo y San Roque a ambos lados del Retablo

Pero no son éstas las únicas representaciones que se conservan de San Pelayo, el retablo mayor alberga, en su calle inferior, dos tablas con pinturas de dos momentos importantes de la vida del Santo Martír: en una aparece la entrega del joven (contaba con 13 o 14 años) al rey Musulman Abderraman, quien requería sus favores; la otra tabla refleja del descuartizamiento y esparicimiento el rio de los miembros del niño San Pelayo, por no acceder a dichos favores.

 

Se trata de dos pinturas de gran valor, tanto histórico como artístico; ya que provenian de un más antiguo retablo mayor y en 1683, cuado se construyó o compuso el retablo que se conserva, se aprovecharon estas viejas tablas, muy realistas, para la calle inferior y se realizarón otras dos pinturas, más místicas, para la calle superior del retablo: una que narra la aparición de la Virgen del Camino al Pastor de Velilla Alvar Simón Gómez y la otra que se trata den una representación de la Sagrada Familia.

El retablo fue mandado hacer por D. Francisco Aguado Bueso, natural de Velilla y descendiente del Santo Pastor que, cuando llegó a ser Obispo de Astorga, encargó al Pintor Navarro "Mongatón", la composición del retablo mayor para la obra nueva de la iglesia de Velilla; el artista había venido a León a pintar para la Catedral de Astorga y para el Convento de las Concepcionista de León.

¿Por que actualmente se celebra San Roque como la fiesta más importante del Pueblo?

La mayor popularidad de la celebración de San Roque se debe a dos cosas: las Pestes y la fecha de la celebración.

En cuanto a la segunda, al tratarse Velilla de una localidad con una tasa elevada de emigarción desde los años sesenta del siglo pasado; al llegar la celebración de San Roque, a mediado del més de agosto y en plenas vacaciones, hay mucha gente desplazada en el pueblo; ademas la climatología está practicamente asegurada.

Pero la más importante y la que marcó la Celebración de San Roque como Patrón de la localidad, fueron las pestes del siglo XV. Nuestra localidad, al igual que todas las demás, sufrío varias pestes a lo largo del siglo XV que diezmarón la población, principalmente la infantil, y que fueron la causa de la desaparición de muchos pueblos, como la vecina localidad de "Villavelid" que estaba situada en el paraje de "Las Praderonas", entre Velilla y Villadangos. San Roque era el abodado de la Peste y el pueblo debío rezar tanto a este Santo para que lo librase de está enfermedad que su popularidad quedó grabada "a fuego" en los vecinos, quienes le otorgarón un puesto de honor en sus vida y su iglesia.

Por ello los Velillenses tenermos la suete de tener dos patronos: San Pelayo que es el Patrón titular de la Parroquia y San Roque que es el Patron de la localidad o de los Vecinos.