El Ramo Leonés en Velilla de la Reina

Ramo de Nochebuena de Velilla de la Reina

Vistiendo el Ramo en Velilla de la Reina: http://www.youtube.com/watch?v=insSxtugxv8

Para ver el vídeo de "El CANTO DEL RAMO"  (pincha aqui)

Para ver "la exposición de el ramo leonés" en Velilla de la Reina (pincha aquí)

 ***************************************************************************

EL RAMO LEONÉS

ANTECEDENTES: 

- Las enramadas de primavera, coincidiendo con el renacer de la vegetación. Tradición pagana de origen prerromano llevada a cabo por los mozos que consistía en colocar en la fachada de cada casa, y en especial en la casa de su pretendida, un ramo elaborado con plantas propias de la época o una rama de árbol de hoja perenne. Este hecho que tenía como objeto tratar de atraer hacia el hogar el espíritu protector y fertilizante que reside en la vegetación se aprecia claramente aún hoy en el ramo de novia de Velilla.

- El ramo como elemento de homenaje. Pueblos prerromanos centroeuropeos, como los etruscos, adornaban un árbol del bosque para venerar a sus dioses o una rama de árbol que portaban para homenajear o sus héroes. Aunque los hechos no tengan nada que ver, el sentido de “el ramo como de homenaje” a la Virgen, al Santo Patrón, a la novia, etc., como “ofrenda de religiosidad colectiva” se aprecia en el ramo leones.

EL NOMBRE: El ramo era en un principio una rama de árbol de hoja perenne, luego esa rama se fue adornando con elementos muy coloristas como lazos, cintas, flores, papeles y lanas de colores y con las ofrendas: rosquillas, frutas, frutos secos, velas, etc. Estos elementos decorativos pasan a ser algo esencial, y el ramo vegetal desaparece para convertirse en ramo artificial, un armazón de tablas, bien policromado o sin pintar, que se adornaba o se cubría, pasando así a ser el soporte de ofrendas y quedando de él solamente el nombre.

EL SIGNIFICADO: El ramo es una ofrenda, que se vivía en los pueblos leoneses, como un acto de religiosidad popular.

ÁMBITO GEOGRÁFICO DEL RAMO: Se conocen ramos en el noroeste de la Península: León, Asturias, norte de Zamora y este de Galicia que, aunque hoy fragmentado en Comunidades Autónomas, antes formaron una Entidad Cultural. En las sacristías y trasteros de las iglesias están abandonados los armazones de estos estandartes.

LA FORMA DEL RAMO: Si bien en otros tiempos el soporte que se utilizaba fue un ramo natural de hoja perenne, hoy se trata de un armazón de madera que puede tener distintas formas. La estructura o forma del ramo parece que está bastante comarcalizada, así en cada comarca nos vamos a encontrar con que predomina un tipo de ramo. Los principales tipos son: Triangular: Son ramos planos de sentido vertical, para portar. Quizá tenga su origen en la utilización del teneblero de Semana Santa como base para la confección de ramos de nochebuena y de la Virgen, ya que suelen tener 15 velas. Existían tenebleros en todas la iglesias, pero los ramos triangulares, de tamaño mas reducido que los tenebleros, se dan principalmente en el sur de provincia y alfóz de León. Rectangular o de rastro: Son los más comunes. También planos, de sentido vertical y de tamaño más bien reducido porque habitualmente se portaban en la romería o rogativa de la Santa o del Santo. Extendidos en la zona central de León y la Maragatería. Circular de copa o de rueda: Al ser policromados requieren de muy pocos adornos. Tienen sentido horizontal y están concebidos para mostrar la ofrenda de la cera junto al altar de la Virgen o del Santo. Se localizan principalmente en la ribera alta del Órbigo y en las zonas de Luna y Omaña. En ocasiones también se utilizaba el Estandarte de la Virgen para decorarlo como ramo.

ELEMENTOS DEL RAMO: Tres son los elementos que componen “El Ramo Leonés”: por un lado se encuentra el propio armazón de madera que puede ser policromado y su decoración o adorno; en segundo lugar tenemos las ofrendas que porta el ramo: cera para la Virgen, el Santo o el Niño Jesús y frutas del tiempo, dulces, etc. para el Sr. Cura, la novia, las cantadoras, etc. y en tercer lugar las estrofas que forman el canto del ramo y que cantan uno o dos coros de mozas; textos que si bien tienen variantes y versiones diferentes según la localidad donde se celebre, su núcleo temático es siempre el mismo para cada uno de los tres tipos de ramos: en el Ramo de la Novia el texto hace referencia al paso del estado de soltera al de casada, en el ramo de la Virgen o del Santo Patrón se canta su advocación en la localidad y en el Ramo de Nochebuena se relata el nacimiento y la adoración de los pastores que escribió San Lucas en su Evangelio; en este último a veces se incluyen estrofas que relatan hechos locales. Los ramos de acción de gracias y de rogativas van dirigidos a un Santo o Santa de veneración en la iglesia del pueblo o en la ermita. En el momento de la entrada a la iglesia del Ramo, en una de las estrofas que se cantan, se ha de pedir permiso al Sr. Cura para acceder al interior del templo y continuar con el canto, los Ramos son recibidos por el Mayordomo en mitad de la iglesia, que los coloca junto el altar mayor o el altar de la Virgen o Santo a quien estén dedicados.

VARIANTES DEL RAMO LEONÉS: Se conocen y celebran en la comarca tres variantes del Ramo Leonés en función de a quien va dirigido: Ramo de la Novia, Ramo de la Virgen o del Santo y Ramo de Nochebuena o del Niño Jesús. El ramo de la Novia y sus cantos constituían el homenaje y regalo que las mozas de la localidad ofrecían a la moza que se iba a casar en el día de su boda. Es el único que se canta fuera del entorno de la iglesia. El texto es el más rico y completo. El canto comienza cuando la comitiva va a buscar a la novia a la casa de los padres para acompañarla a la iglesia, continúa durante el camino y en la entrada a la iglesia, al salir de la misma, también en el recorrido hasta la casa del banquete, durante y después del banquete, etc. En cuanto al adorno del armazón, es el que conserva más rasgos primitivos; la base vegetal recuerda ese rito pagano que pretende atraer hacia la novia el espíritu fertilizante de la vegetación: la hiedra, enredadera, tomillo, laurel, etc., cubren por completo el estandarte triangular que se remata con romero en el lugar de las velas. A esto se añade los regalos de las mozas: rosquillas, frutas de temporada, frutos secos, dulces, galletas, caramelos, etc. que se cuelgan del mismo. También había ramo de cantamisas. El Ramo de la Virgen, del Santo Patrón o de la Santa y sus respectivos cantos expresan la advocación del pueblo hacia esa Virgen, al Santo Patrón o a algún Santo o Santa de especial devoción de la localidad en el día de la fiesta. También hay ramos de rogativa y ramos de acción de gracia. En la confección del Ramo de la Virgen, que se solía realizar sobre un pequeño armazón plano triangular o rectangular, ya que era un ramo para portar, se acostumbraba a utilizar una puntilla blanca situada en su parte más inferior y sobre ésta se colocaba un pañuelo del ramo del que se colgaban abundantes cintas de seda bordadas con motivos florales o geométricos. Con una de estas cintas se realizaba la forma de la letra M de “María” en la parte posterior del ramo. También se colgaban estampas, escapularios, medallas de la Virgen, etc. En la parte superior flores y las velas. En la confección del Ramo al Santo o la Santa se solía utilizar abundante cantidad de dulces y rosquillas porque a menudo este Ramo era subastado públicamente al objeto de obtener fondos para sufragar los gastos ocasionados por la celebración de la fiesta. También hay ramos redondos, de exhibir la ofrenda de la cera junto al altar, cuyo armazón está constituido por una peana de tres patas que sujeta un vástago que a su vez soporta una especie de rueda situada en posición horizontal o un copete sobre los que se colocan las velas. Los Ramos de acción de gracias se ofrecían al Santo o a la Santa cuando el pueblo había conseguido librarse de algún peligro. Otros se cantaban para pedir el cese de alguna calamidad pública, aunque los más comunes eran los de sequía o de rogativas, que se cantaban para pedir agua. El Ramo de Nochebuena o del Niño Jesús se cantaba en las iglesias de nuestros pueblos la noche del 24 de diciembre en la Misa de Gallo. Hay de ramos en forma hachero rectangular, tallados o policromados con dibujos de motivos florales, geométricos o animales. Estos ramos llevan muy pocos adornos superpuestos y su función principal es exhibir las ofrendas en el templo, principalmente la cera. Otro tipo de ramos están constituidos por una peana, un vástago y un armazón de madera de forma triangular o piramidal bien “tallados” o “para vestir”. En la zona, el armazón triangular se cubre con un forlín o mantilla de niño, en cuya parte inferior asoma una puntilla blanca, o con pañuelo del ramo; sobre estos se colocan abundantes cintas de seda de las que se prenden estampas, escapularios, medallas y los “jardines”, “higas” y “Cristos preñados” de collaradas, así como amuletos de niño, etc; en su parte más central se coloca algún cuadro del Niño Jesús u otro tema relacionado con el nacimiento; en la parte superior se cuelgan colonias o cintas de seda, lazos de colores y flores y cadenetas confeccionadas con papel de colores; finalmente en su parte más superior se sitúan las velas, que también pueden ir adornadas individualmente con lazos o colonias.

EL RAMO Y LA PASTORADA La pastorada Leonesa tiene su origen en el ramo. Los elementos dramáticos relatados en los textos de los ramos; como son el ofrecimiento, el diálogo de la Virgen y San José, la despedida, la pastorada los pone en escena. En el siglo XIX la pastorada sustituye al ramo y en los lugares donde aún quedan los ramos es porque aquí aún no llegó la pastorada, que habría eliminado y absorbido al ramo. Los textos de las pastoradas son los muy similares e incluso los mismos que los del ramo.

EL RAMO. También estaban muy extendidos los ramos de patronos, que se ofrecían el día de la fiesta. En estos últimos se relataba la vida del santo y exponían sus virtudes según la consideración de los fieles. Un ramo peculiar era el ramo de cantamisa, que ofrecían las quintas del pueblo al nuevo sacerdote para darle la bienvenida como hijo del pueblo que regresaba tras una larga ausencia. Por último, los más notables son los ramos de Navidad. Los ramos se ofrecían a la imagen de mayor devoción en la iglesia y para ello se organizaba un cortejo en el que el ramo iba delante llevado en alto por un mozo, detrás, formando dos coros, las cantoras. La ofrenda del ramo en el templo se hacía con un ritual que pasaba de generación en generación. El cortejo se formaba en el portal de la iglesia con las puertas cerradas, después el grupo pedía permiso para entrar; se pasaba un momento ante la pila del agua bendita donde el portador recitaba una serie de estrofas de cortesía y a continuación avanzaba por el centro hasta el altar mayor contando el motivo y cualidades de la ofrenda. Allí, en unos sentidos versos, se encomendaba al mayordomo o al sacristán la misión de recoger el ramo y encender las velas ante la imagen. La música se tomaba de canciones tradicionales religiosas o profanas, la composición literaria la hacía un poeta de la localidad o de algún pueblo vecino que conocía la historia y, sobre todo, los gustos del público y se atenía a unas normas no escritas pero conocidas por todos los asistentes.

                            Ramo del Niño Jesús de Velilla de la Reina

      Ramo de navidad que ofrecian las pastoras en Velilla de la Reina

**************************************************************************

TRES CANTARES DEL RAMO DE NOCHEBUENA y UNO DE SANTA CATALINA:

RAMO DE VELILLA DE LA REINA
Que gente es esa que pica,
que quiere entrar en la iglesia;
si es gente de los Herodes,
no podemos dar licencia.
No somos gente de Herodes,
ni damos noticias de ella;
somos unas doncellitas,
vamos en busca la Reina.
Pues si sois unas doncellitas,
las puertas tenéis abiertas.
Para entrar en esta iglesia,
tomemos agua bendita;
que perdona los pecados,
y al cielo nos encamina.
Vamos doncellas andando,
por esta iglesia sagrada;
vamos a visitar,
al redentor de las almas.
La Virgen y San José,
que para Belén caminan;
atravesando los montes,
la nieve y escarcha pisan.
Ya llegan a la ciudad,
donde posada pedían;
dadnos posada Señora,
por la caridad divina.
Aquí un pobre viejo anciano,
y una hermosa peregrina;
aquí nos las coge el parto,
y sin poder asistirla.
Respondió la mesonera,
con una muy falsa risa;
gente de tantos enredos,
en mi casa no cogían.
San José se hallaba triste,
y a su esposa le decía;
aquí no nos dan posada,
adelante esposa mía.
Más adelante hay un portal,
que la caridad nos brinda;
donde se recogen los pobres,
San José y también María.
A eso de la media noche,
el portal resplandecía;
nació un niño blanco y bello,
que relumbra más que el día.
Relumbra más que la nieve,
cuando en el puerto caía;
los pastores que habitaban,
en aquellas cercanías.
Todos bajan a Belén,
a visitar a María;
y a ofrecerle los corderos,
que en sus rebaños tenían.
Estas velas que traemos,
en este Ramo florido;
se las vamos a ofrecer,
a ese recién nacido.
Y también al Señor Cura,
las gracias queremos dar;
por habernos permitido,
este Ramo presentar.
Y ahora para despedirnos,
queremos felicitar;
a todos los feligreses
las fiestas de navidad.
Adiós Virgen del Camino,
que quedas en el retablo;
con el bendito Pastor,
y las ondas en la mano.
Adiós Jesús amoroso,
Adiós hermosa María;
Adiós San José divino,
que volvamos otro día

                                                                                 Informante: Celerina Ferrero Martínez

------------------------------------------------------------------------------------------------------

RAMO DE CIMANES DEL TEJAR
En este portal estamos,
dispuestas para cantar;
si usted nos da la licencia,
ya podemos empezar.
La licencia ya tenemos,
de este señor Cura nuestro;
para empezar a cantar,
ilumínanos Virgen pura.
En este portal estamos,
reunidas las doncellas;
que venimos a cantar,
hoy día de Nochebuena.
En este pueblo señores,
reina una gran tristeza;
pensando en nuestros hermanos,
que se encuentran en la guerra.
Los padres se encuentran tristes,
porque le faltan sus hijos;
porque se están peleando,
con esos rusos malditos.
Tomemos agua bendita,
que nos sirva de alimento;
para irnos acercando,
al divino Sacramento.
Apártense los señores,
apártense para un lado;
dejen pasar a las doncellas,
con este florido ramo.
Las manzanas que aquí vienen,
cuatro son para el Sr. Cura;
que nosotras se las damos,
porque ha bendecido el ramo.
Y las demás que aquí quedan,
las comeremos nosotras;
y a los chicos de este pueblo,
le daremos las cocosas.
La Virgen está contenta,
y el niño Jesús también;
porque les visitaremos,
en el portal de Belén.
Antes picó en muchas puertas,
porque se vio apurada;
y nadie le dio cobijo,
y quedó desconsolada.
En un portal de Belén,
encontraron un refugio;
y allí los visitaremos,
en compañía de su hijo.
La estrella maravillosa,
nos conduce hasta allí;
y así con mucha alegría,
les daremos un abrazo.
La Virgen estaba alegre,
porque ha nacido su hijo:
en un portal de Belén,
después de tantos desprecios.
En este portal estamos,
con muchísima vergüenza;
que venimos a cantar,
hoy día de nochebuena.
Adelante mis compañeras,
cantando con alegría;
que para aclamar a Dios,
no hay que tener cobardía.
El día de San Bartolo,
mientras la gente bailando;
los pícaros de los lobos,
estaban haciendo daño.
Cuando cuenta el pastor se dio,
a sus perros así llamaba;
arriba perra leona,
y síguela tú capitán;
A ver si rescatamos,
Las borregas de Marcial 
                                                                                     Informante: Sagrario Velasco García
-------------------------------------------------------------------------------------------------------

RAMO DE VILLARROQUEL

EN ESTE PORTAL ESTAMOS,
ESPERANDO AL SR. CURA,
QUE VENGA A ABRIR LAS PUERTAS,
PARA VER A LA VIRGEN PURA.
APARTENSE LOS SEÑORES,
LOS DEL MEDIO PARA AFUERA,
DEJEN PASAR A ESTAS NIÑAS,
CON ESTE RAMO DE CERA.
HAY DÍA DE NAVIDAD,
DÍA DE MUCHA ALEGRÍA,
POR EL RIGOR DEL INVIERNO,
IVA LA VIRGEN MARÍA.
SAN JOSÉ IBA CON ELLA,
PALABRAS DE AMOR DICIENDO,
NO TENGAS PENA MARÍA,
QUE AL PUEBLO LLEGAMOS LUEGO.
POR APRISA QUE ADUVIERON,
YA NO HALLARON MESONES,
HALLARON PUERTAS CERRADAS,
CRISTIANOS NO RESPONDIERON.
ADELANTE, ADELANTE JOSÉ,
ADELANTE CON LA JORNADA,
VAMOS LLEGANDO A BELEN,
A UN PORTAL QUE ALLÍ HABITABA.
DONDE RECOGEN LOS POBRES,
Y A LA GENTE QUE LLEGABA,
DONDE CAE LA NIEVE A COPOS,
Y LOS HIELOS NO CESABAN.
A ESO DE LA MEDIA NOCHE,
AL CANTAR EL GALL GELITOS,
QUE HA NACIDO EL REY DEL O LUEGO,
ANUNCIAN LOS AN CIELO.
UN PESEBRE FUE SU CUNA,
Y UNAS PAJAS SU COLCHÓN,
Y ES MÁS BELLO QUE LA LUNA,
Y MÁS BRILLANTE QUE EL SOL.
LUEGO QUE AVISADOS FUERON,
LOS PASTORES DE AQUEL PUEBLO,
A ADORARLES PRESUROSOS,
EN CAMINO SE PUESIERON.
LOS TRES REYES DE ORIENTE,
TAMBIEN FUERON AVISADOS,
POR MEDIACIÓN DE LA ESTRELLA,
A BELÉN FUERÓN GUIADOS.
ALLÍ ADORARÓN AL NIÑO,
Y LE OFRECIERON REGALOS,
Y PARA IR A SU TIERRA,
UN ANGEL LES HA ENCARGADO.
FUERON POR OTRO CAMINO,
QUE HERODES ESTABA AIRADO,
PORQUE EL REY HABÍA NACIADO,
Y TEMÍA SER DESTRONADO.
DEL NACIMIENTO DE CRISTO,
EL MISTERIO HEMOS CANTADO,
MISTERIO DE AMOR Y PAZ,
Y PARA EL MUNDO SALVARLO.
Y NUESTROS QUERIDOS PADRES,
GRACIAS LES VAMOS A DAR,
QUE NOS HAN DADO LICENCIA,
PARA VENIR A CANTAR.
Y A NUESTRAS AUTORIDADES,
SI PRESENTES LAS HALLAMOS,
GOCEIS DE MUCHA SALUD,
PARA SEGUIR EN SU CARGO.
Y CON ESTO CONCLUIMOS,
NUESTRA HISTORIA Y NUESTRO RAMO,
Y A TODOS EN GENERAL,
LAS SANTAS FIESTAS LE DAMOS.
LAS MANZANAS QUE AQUÍ VIENEN,
COLGADITAS DE ESTE RAMO,
SON PARA EL SR. CURA,
QUE NOS DÉ BUEN AGUINALDO. 
LOS QUE DISTEÍS LA LIMOSNA,                                      
EN EL CIELO LO HALLAREIS,                                            LA VIRGEN LO PAGA TODO,                                           QUE NADA QUEDA A DEBER.  

                                                                                            Informante: J. Sofía González Yebra

                                 Ramo de Villarroquel

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

RAMO A SANTA CATALINA

En este portal estamos,
dispuestas para cantar;
si usted nos da licencia,
ya podemos empezar.

Este nuestro señor Cura
nos ha dado la licencia,
con su proverbial galanura
y gran condescendencia.

Al entrar en esta ermita,
pidamos a Dios perdón,
tomemos agua bendita
y a la Santa su protección.

Muchas historias y leyendas,
de la santa que hoy veneramos,
se encuentran en las calendas
y algunos devocionarios.

En Alejandría había nacido
donde adquirió gran fama,
por lo mucho que había leído
y sapiencia soberana.

Algún príncipe la pretendió
por su guapeza y hermosura,
pero un solo anillo consintió
que le entregó la Virgen Pura.

Así quedó Catalina desposada,
con Jesús Nuestro Señor,
porque quiso ser su esclava
al hacerle tanto honor.

A sabios se tuvo que enfrentar
para defender la verdadera religión,
y a todos logró maravillar
dándoles siempre soberbia lección.

Con el emperador de Alejandría
pronto se tuvo que encarar,
porque a su gente pretendía
obligarles a falsos dioses adorar.

Este rabioso y altivo emperador,
lleno de ciego y encendido furor,
en una tenebrosa cárcel la encerró,
pero el buen ángel cada día la visitó.

Un invento horroroso y cruel,
el emperador inventó en su delirio,
para que Santa Catalina
en él sufriera horrible martirio.

En una rueda sobre el suelo,
su joven frágil cuerpo a la fuerza ató,
pero una Ángel bajado del Cielo,
para sorpresa de todos la soltó.

Y aquí, en este lugar a un pastor,
hace siglos se quiso presentar,
para que tuviéramos el honor
de a su imagen cada día venerar.

El pastor era de Secarejo
y al pueblo con mimo la bajó,
la guardo bien en su aparejo
pero al otro día no la encontró

Desconsolado al monte subió
y al pasar por el mismo lugar
donde el día anterior la halló
una luz entre matas vio brillar

Así fue como desde este día,
donde el pastor la encontró
para que fuera la gran vigía
esta ermita aquí se erigió.

Quien tiene a Cristo consigo
como Santa Catalina
tenía siempre tendrá el mejor amigo
y la mejor compañía.

Pueblos por voto obligado
acuden con devoción:
Villarroquel y Santiago,
Cimanes y Azadón,

También San Román y Llamas
y Secarejo como anfitrión,
que recibe a los que llegan
en ferviente procesión.

Que siga esta tradición,
por todos heredada
para que con devoción
Santa Catalina sea venerada.

Otras ermitas se pueden divisar:
allá San Felipe se puede apreciar,
y en Carrizo la del Villar
que con Santa Catalina podemos hermanar.

Estas velas que traemos,
en este Ramo lleno de flor,
con gusto las ofrecemos
a Santa Catalina en su honor.

Las rosquillas que hemos traído
el señor cura. debe probar,
por habernos permitido
este Ramo presentar.

Y digamos como antaño
con redoblada emoción:
Que volvamos otro año
los de Cimanes y Azadón.

                                                                      Informante: José Manuel Barrientos Valcarce.


 

                     Ramo de la ermita de Santa Catalina

*********************************************************

Ofrecimineto y canto del Ramo de Velilla de la Reina en León, Dic. 2009.